EL DRENAJE EN LA CIUDAD NO TIENE CAPACIDAD PARA EVITAR INUNDACIONES

Propuso realizar un recorrido en los diez kilómetros que ya operan del Túnel Emisor Oriente

  • Zona Oriente de la CDMX muy sensible a inundaciones en épocas de lluvias
  • Asistieron a una mesa de trabajo el director del Organismo de Cuenca de Aguas del Valle de México (OCAVM), Fernando González Cáñez, acompañado de funcionarios de esa dependencia

Con el objetivo de trazar la ruta  para gestionar inversión de infraestructura hidráulica y abordar los principales problemas del drenaje y alcantarillado que eviten inundaciones en la Ciudad de México, principalmente en la zona oriente, se reunió en una mesa de trabajo la presidenta de la Comisión de Protección Civil de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), diputada Janet Adriana Hernández Sotelo y funcionarios de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y del Organismo de Cuenca de Aguas del Valle de México (OCAVM).

La legisladora del Partido de la Revolución Democrática (PRD) destacó que el drenaje en la ciudad no tiene capacidad para evitar inundaciones como las ocurridas en los siete episodios de lluvias fuertes registrados este año. En ese sentido, evidenció que los problemas más severos son la falta de mantenimiento, el rezago en la infraestructura de más de 40 años y la ausencia de cultura ciudadana para no tirar basura en las alcantarillas, ya que a la semana, el 30 por ciento de los residuos sólidos ocasionan taponamientos.

Derivado de una solicitud de información respecto de los detalles sobre el funcionamiento y puesta en marcha en su totalidad del Túnel Emisor Oriente (TEO), la diputada Hernández Sotelo propuso al director general del OCAVM, Fernando González Cáñez, realizar un recorrido al menos en los 10 kilómetros de red que ya se encuentran en operación.

Abundo que la conclusión del Túnel Emisor Oriente mitigaría los riesgos de inundación en zonas sensibles de daños de este tipo, recordó que las autoridades locales de la Ciudad de México ya han mencionado que existen 90 puntos en la capital con riesgo de inundación.

Durante la mesa de trabajo, González Cáñez presentó un panorama general del estado en el que se encuentra la red del drenaje del Valle de México, las acciones que realiza su dependencia en coordinación con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), la CONAGUA, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACMEX), las instancias municipales y delegacionales en la materia, así como la forma en la que operan las diferentes plantas de bombeo.

Respecto del Túnel Emisor Oriente, subrayó, los diez kilómetros de la red que ya se encuentran en funcionamiento han operado sin complicaciones desde su puesta en marcha y bombean hasta 33 metros cúbicos de agua de lluvias por segundo, monto superior a lo esperado, y que una vez concluida la obra se espera que dé salida hasta 150 o 170 metros cúbicos.

Sobre los avances del TEO, informó que las lumbreras y pozos de salida están ejecutando al 100 por ciento; se tiene un progreso del 71 por ciento en cuanto a excavación y colocación de infraestructura; un 34.5 en el revestimiento del túnel sin contar los primeros 10 kilómetros que ya operan, y un 89 por ciento en la fabricación de anillos y dovelas.

El funcionario recordó que el 25 por ciento de la red de drenaje del Valle de México está en condiciones de cambio inmediato, sin embargo, los recursos son insuficientes no sólo en términos de presupuesto sino de desarrollo  tecnológico para cambiar o sustituir porciones de tubería sin romper vías primarias del drenaje, lo que podría afectar la infraestructura básica de la metrópoli, añadió.

Al respecto, Fernando González Cáñez aseveró que no existe sistema de drenaje que se adapte a una tormenta como las ya mencionadas, y que no es posible activar los protocolos metropolitanos específicos porque estarían rebasados los sistemas locales.

Dijo que a través del Sistema de Información Metropolitano se monitorea la precipitación pluvial y que esta información la consultan en tiempo real el gobierno del Estado de México, la CONAGUA y el SACMEX; no obstante, no incluye redes secundarias del drenaje de la Ciudad de México, por lo que éstas se visualizan a través de las cámaras del C5 y actualmente no está disponible para todo el público porque es una plataforma adecuada para ingenieros; sin embargo, resaltó que a través de su unidad de transparencia, se está considerando su difusión al público.

Para dar solución a las inundaciones y al hundimiento de la ciudad, el funcionario puntualizó que el servicio y la capacidad de agua y energía requieren niveles de inversión sostenibles que eviten que sigamos degradando el medio ambiente. “Si queremos saber cuánto vale el hundimiento necesitaríamos sumar el costo de cada una de las cinco plantas de bombeo, que tienen un valor de entre los 700 y 800 millones de pesos, además de los 300 mdp que cuesta operarlas al año”, precisó.

También acotó que otros factores a considerarse son el cambio climático y el reordenamiento territorial para cambiar el paradigma. Por ello, urgió a centrar al drenaje como prioridad de la ciudad, considerar la captación de aguas de tormenta en la proyección urbana de los complejos y construcciones habitacionales y elaborar un plan regional hídrico.

El secretario técnico de la Comisión de Gestión Integral del Agua en la ALDF, Alfredo de Alba, en representación de su presidenta, Wendy González Urrutia, se manifestó a favor de una planeación sustentable hídrica, crear protocolos de acción que den certeza y seguridad a la ciudadanía para impedir catástrofes, fortalecer los sistemas agroforestales, y enfatizó el compromiso de la legisladora para gestionar mayor presupuesto.

En la reunión de trabajo estuvieron Raúl A. Martínez Mena y Rodolfo  Barragán Vargas, asesores del OCAVM; Ismael Alatorre Muñoz, director de Infraestructura Hidroagrícola del OCAVM, y Felipe González Garza, subdirector de Comunicación Social del OCAVM.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here