DERECHO INFANTIL A MANTENER IDENTIDAD E IMAGEN LIMPIA

La Cámara de Diputados, a través del Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias (CEDIP) y la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, presentaron el libro “Daño moral y derechos de la personalidad del menor”, investigación realizada por esa casa de estudios para visibilizar problemas que sufre la infancia en el país.

 

La diputada Liliana Ivette Madrigal Méndez (PRI), secretaria del Comité del CEDIP, indicó que la obra advierte que en la Constitución Política no se reconoce expresamente el derecho a la imagen, a diferencia del que se brinda en las constituciones de Iberoamérica al derecho a la personalidad.

 

En el libro, las investigadoras ponen el dedo en la llaga en algo fundamental para los menores: el derecho que tienen a mantener su identidad y su imagen limpia en una etapa que marcará su desarrollo integral como personas.

 

Estimó que la obra cobra relevancia por el trabajo que se realiza en el Congreso de la Unión de manera legislativa, ya que hay mucho por legislar, como la necesidad de agilizar el procedimiento del daño moral con medidas preventivas que protejan a los menores y la protección post mortem.

 

Jorge Abdó Francis, doctor en Derecho Constitucional de la UNAM, dijo que el texto aborda, desde una posición documentada y novedosa, el tema de la dignidad humana como principio base y condición de todos los derechos. Retoma conceptos jurídicos fundamentales con énfasis en el enfoque constitucional de los derechos de la personalidad en el derecho comparado hoy en México.

 

Se trata de un libro actual, crítico, provocador y reflexivo que lleva a la conclusión de que el derecho es uno y las ramas del derecho público, privado y social, son solamente para efectos didácticos, porque el derecho es orden jurídico concreto.

 

Karla Cantoral Domínguez, coautora del libro e investigadora de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, urgió a tutelar el desarrollo integral de la niñez en México ante los cambios tecnológicos  en los medios de comunicación masiva y en el marco del derecho a la información, a través de políticas públicas que prioricen a los infantes.

 

La difusión de imágenes y fotografías de menores los coloca en condiciones de vulnerabilidad progresiva, por lo que se requiere sensibilizar a la sociedad para sumar esfuerzos y acciones validando el interés máximo de niñas, niños y adolescentes.

 

Señaló que se detectó que después de implementar el Alerta Ámber, las imágenes y fotografías de los infantes difundidas seguían mostrándose, aun cuando el menor ya había sido localizado, rescatado e integrado a su familia, provocándole perjuicios a sus derechos y daño moral no reparado.

 

La también coautora de la obra, Gisela María Pérez, investigadora nivel 3 del Conacyt, señaló la importancia de redefinir y actualizar la figura del daño moral para adaptarlo a las nuevas condiciones sociales, jurídicas y tecnológicas que prevalecen.

 

La investigación, explicó, se realizó en la publicación de 700 periódicos del sureste de México por un lapso de seis meses, ya que la difusión de imágenes de los pequeños incurre en diversos tipos de violaciones a su intimidad, mediante los títulos de las noticias.

 

Ante ello, propuso la elaboración de iniciativas legislativas sobre daño moral que incluyan la actividad de difusión que realizan los medios de comunicación, y se establezcan sanciones no de carácter administrativo o medidas cautelares que protejan el honor, prestigio, imagen y datos personales de los menores.

 

José Manuel Piña Gutiérrez, rector de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco, apuntó que la información que ofrece el libro contribuye al desarrollo de políticas públicas susceptibles de impulsarse a través de la Cámara de Diputados con la presentación de iniciativas legislativas que protejan a las niñas, niños y adolescentes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here