MEDIOS DE COMUNICACIÓN PÚBLICOS NO DEBEN PERDER SU ESENCIA DE SERVICIO SOCIAL

Al continuar en San Lázaro los trabajos de la XXIII Asamblea General Ordinaria de la Red de Radiodifusoras y Televisoras Educativas y Culturales de México, iniciados ayer en el Senado, académicos y especialistas en comunicación coincidieron en que la difusión de información pública debe transitar hacia otros medios, y expusieron los hábitos de la audiencia de contenidos audiovisuales en nuestro país.
El Defensor de Audiencia del Canal del Congreso, Jorge Islas López, explicó que el fin de su labor es promover y proteger los derechos de los espectadores. “Tenemos dos trabajos implícitos: recibir, documentar y dar seguimiento de las quejas que hagan los usuarios sobre contenidos o programación; y generar un puente de comunicación entre el medio y la audiencia, así como sensibilizar al público sobre sus derechos”.
En su ponencia “Defensoría de Audiencia y los Derechos de los Televidentes”, consideró que los defensores son un modo de control que ayuda a los medios a generar buenas prácticas y destacó las garantías con las que cuentan los televidentes: posibilidad de ejercer el derecho de réplica; respeto a sus derechos humanos; el interés superior de la niñez, y la no discriminación.
Los derechos de la audiencia, subrayó, se materializan a través de los Tratados Internacionales, Constitución y Ley Federal de Telecomunicaciones.
La titular de la Unidad de Medios y Contenidos Audiovisuales del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), María Lizárraga Iriarte, informó que la pantalla chica es el principal medio por el que se captan materiales audiovisuales, ya que se encuentra prácticamente en la totalidad de los hogares mexicanos, y el número promedio de televisores es de dos en cada vivienda.
Al exponer los resultados de la “Primera Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales y Defensoría de la Audiencia”, refirió que, entre quienes cuentan con sistema de televisión de paga, cinco de cada 10 señalan que la principal razón para contratar el servicio es obtener más contenidos y canales; sin embargo, los canales más vistos son los de TV abierta.
Precisó que la muestra representa los hábitos de la audiencia nivel nacional y resaltó que antes del IFT “no había institución que analizara este tipo de contenidos y lo que sucede con la audiencia del país”.
Rafael Eslava Herrada, titular de la Unidad de Concesiones y Servicios del Instituto Federal de Telecomunicaciones, señaló que los medios públicos que presten el servicio de radiodifusión deben contar con características específicas como independencia editorial, autonomía plena de gestión financiera, reglas claras para la transparencia y rendición de cuentas, defensa de sus contenidos y acceso a tecnologías.
El artículo 86 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, señala que los interesados en obtener una condición de uso público deben precisar en su solicitud de concesión los mecanismos ya señalados.
Hay concesiones ya resueltas, pero no otorgadas, y es responsabilidad del instituto no haber podido a la fecha concretar la entrega de asuntos ya resueltos; empero, “nos comprometemos a que este año se entreguen todas las concesiones resueltas”, afirmó.
El presidente ejecutivo del Consejo de la Comunicación, Salvador Villalobos Gómez, explicó que los mecanismos de que los padres de familia se pongan a leer con sus hijos aumentó del 24 al 66 por ciento.
Se ha avanzado de manera increíble con el Reto Leer Más, que es un programa de fomento y de impulso a la lectura. El compromiso era continuar con el fomento a la lectura, y se logró firmar un acuerdo de colaboración con las 4 instituciones de pediatría más importantes, reuniendo al 90 por ciento de los pediatras de nuestro país y gracias a ellos se lanzó esta nueva edición que se llama “Leer para Estar Bien”.
Gracias al apoyo del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas, se tiene la traducción en zapoteco, mixteco, otomí, quetzal, náhuatl y maya para las campañas de leer en impresiones.
En su conferencia magistral, el profesor de la Universidad de Pompeu Fabra de Barcelona, España, Carlos Scolari, manifestó que los “medios públicos y privados deben adaptarse para evolucionar pero ‘no deben perder su ADN’. Sobre todo, es importante que los medios públicos no pierdan su esencia de servicio social ante los procesos de adaptación a las nuevas formas de comunicar”.
En su ponencia, “Narrativas Transmedia: nuevas formas de comunicar en la era digital”, indicó que hay retos como experimentar nuevos formatos basándose en una técnica de prueba y error. Además, es necesario replantear la misión de los medios de comunicación, es decir, se debe estar consciente de cuál es su objetivo; por ejemplo, la prensa se dedica a imprimir papel o informar a la ciudadanía y seguir haciendo periodismo”.
La representante de Eutelsat, Gabriela Roa, refirió que la compañía que representa cuenta con 38 satélites con cobertura en todo el mundo, llevan 6 mil 300 canales de televisión, mil 200 estaciones de radio y alrededor de mil millones de televidentes reciben estos servicios. La forma de hacer llegar los contenidos es a través de un medio de comunicación, y el satélite es uno de ellos que nos permite tener cualquier tipo de tecnología y alcanzar la mayor cantidad de audiencia.
Comentó que es importante tomar en cuenta que el satélite es un repetidor en el espacio diseñado para soportar todas las características de los equipos que se tienen en tierra. La tecnología en tierra evoluciona de manera acelerada y mientras mejores características y mayor eficiencia nos pueda ofrecer la tecnología terrestre, va a ser mayor la calidad de señal.
En México está por concluir el apagón analógico, previsto para finales de 2016, y será el primero en migrar a la televisión digital terrestre, y el satélite es uno de los medios que ha apalancado este cambio, subrayó.
El presidente de la Asociación de Televisiones Educativas y Culturales Iberoamericanas (ATEI) y director general del Canal 44 de la Universidad de Guadalajara, Gabriel Torres Espinoza, resaltó que su institución es una asociación para gestionar el programa de cooperación de televisión, educativa y cultural iberoamericana, cuya misión es contribuir al desarrollo de la educación, la ciencia y la cultura mediante la utilización de la televisión y demás tecnologías de la información.
Expresó que la era digital determinada por la conectividad a internet y la masiva proliferación de las pantallas han traído consigo nuevas formas de gestión y consumo de contenidos. La unificación de internet y las pantallas originó formas potencialmente creativas y desafiantes para la producción audiovisual.

FOTO:

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here