EXPLOTACIÓN DE AGUAMALA EN SONORA, DAÑA EL MEDIO AMBIENTE

Aguamala; Otra presa de asiáticos

Miles de toneladas de la bola de cañón son procesadas en Sonora, con millonarias ganancias en China, bajo la legalidad a medias de productores extranjeros

Por: Ricardo López

Empalme, Sonora.- Los últimos años el noroeste de México ha sido blanco perfecto de productores marítimos de países asiáticos, los cuales buscan llevarse recursos naturales de las aguas del Golfo de California, buscando sólo el beneficio millonario para sus familias, siendo en algunas ocasiones especies protegidas por autoridades federales como el caso del pepino de mar, vaquita marina y en específico la totoaba, la cual últimamente es víctima de poderosas mafias extranjeras que dejan jugosas cantidades a traficantes mexicanos, sin importarles acabar con las últimas que quedan en el planeta.

Unos de los productos pesqueros recientemente procesados “legalmente” por estos mercados es el aguamala, pesquería que sólo está presente dentro de su desarrollo y habitad por sólo siete meses de cada año, siendo en la actualidad un atractivo poco explotado en nuestra entidad.

La aguamala sonorense es codiciada por los empresarios asiáticos en la actualidad, ya que en sus países de origen no existe almacenamiento del producto ya procesado, ante la gran oferta y demanda de la especie en esos lugares, así mismo en pasado 2016 y el presente año, tanto como en Asia y Latinoamérica se registró un casi sin captura en las temporadas de aguamala, siendo las peores en la historias de más de ocho países.

Así mismo las reservas del producto terminado en que provee a restaurantes de China, Japón, Taiwán, Filipinas y otros países fueron agotadas ante la falta de la presencia de la aguamala en las aguas de ambos continentes antes mencionados.

Por lo tanto en esta entidad continúan puestos los intereses de los empresarios asiáticos, siendo específicamente la región de Guaymas y Empalme el objetivo principal para comercializar el producto, ya que al inicio de la temporada, se captó cantidades importantes de aguamala, la cual buscaran de nuevo activar en los próximos días los cientos de pescadores regionales, para poder llegar a ser los máximos proveedores del recurso en plantas procesadoras extranjeras, quienes aparentemente cumplen con lo estipulado en los lineamientos de protección civil y ecológicos de Sonora.

Tal es el caso de las empresas Taitum, S.A. de R.L. y Feng Mao, S.A. de R.L., ambas parte del corporativo representado legalmente por Dongwei Wang, las cuales operan en la región desde hace dos años con algunas irregularidades al procesar miles de toneladas el 2016, activándose en este año al inicio de temporadas con ciento de toneladas de bola de cañón.

Según imágenes publicadas a través del servicio cibernético de Google Maps, hace tres años en una parte del área de la playa del sol, municipio de Empalme, existía una duna natural, poblada de sahuaros, mezquites y manglares, datos corroborados por vecinos del lugar, donde actualmente se encuentran las instalaciones de un recibidor y procesador de aguamala, que inició operaciones el pasado año según mismos vecinos, a siete metros de dicha playa, siendo esta edificación parte de las empresas antes mencionadas.

A su vez este recibidor y procesador de aguamala, también cuenta con el apoyo en procesos de la misma de una planta que se encuentra aproximadamente a la altura del kilómetro 104 de la carretera federal número 15, en el tramo carretero Obregón-Guaymas, donde se concluye el proceso de la mayor parte del producto comprado por Dongwei Wang, alías “Tony Wang” en su cuenta personal de facebook.

En ambos lugares se recibe el producto marino, donde se procesa sin cumplir con las normas ecológicas que marcan las leyes sonorenses, al contaminar las aguas de la misma playa del sol, manglares del lugar y mantos acuíferos de la planta procesadora, debajo de la México 15, a un costado del ejido Cruz de Piedra.

Larsa Comunicaciones exhibe y denuncia públicamente dicha contaminación tras gráficas publicadas en esta edición, al infiltrarse como empleado a dichas empresas en días pasados, buscando lograr recabar indicios tras denuncias anónimas de la ciudadanía, constatando los impactos ambientales que sufren ambos lugares, donde se encuentran seis estanques de gran tamaño que “almacenan” cientos de miles de litros de agua potable proveída irregularmente, mezclada con cloro industrial y el químico conocido como alumbre, siendo estos altamente tóxicos para el medio ambiente, mantos acuíferos, flora y fauna del lugar, llegando a utilizar cuando hay procesos productivos considerables hasta trescientos mil litros diarios de desechos.

En dichas denuncias aseguran que los más de doce asiáticos que se encuentran actualmente operando en la playa del sol y la planta procesadora de aguamala, vecina del ejido Cruz de Piedra, están irregularmente laborando en nuestro país, haciendo un llamado al Instituto Nacional de Migración.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here