HIDALGO VIVIRÁ OTRA REALIDAD; UNA MÁS POSITIVA

Después de recibir un estado con una administración financiera y operativamente colapsada, Omar Fayad Meneses, ha asumido el reto de tomar las decisiones que permitan la transformación de Hidalgo.

“Hidalgo Crece Contigo”, asegura el gobernador del estado, Omar Fayad Meneses, en el informe ejecutivo que resume el Primer Informe de Gobierno, documento en donde el mandatario reitera que la entidad avanza en el camino correcto.

Por Angélica Hernández
El pasado 5 de septiembre, el jefe del Ejecutivo estatal cumplió con su obligación de informar al Congreso de Hidalgo, sobre el estado que guarda la administración pública, como resultado de todo lo realizado durante este primer año de gobierno.

Después de recibir un estado con una administración financiera y operativamente colapsada, Omar Fayad Meneses, ha asumido el reto de tomar las decisiones que permitan la transformación de Hidalgo, sin inmutarle los costos políticos que pudiera pagar por éstas.

Agradecemos a Semanario El Rollo, compartir con nuestros lectores esta entrevista exclusiva con Omar Fayad, quien habla de sus malestares, sus anhelos y algunas de las acciones que ha emprendido para superar los grandes desafíos naturales que enfrenta Hidalgo.

En su Primer Informe de Resultados destaca logros importantes en materia de salud, educación, seguridad, medio ambiente, desarrollo social, crecimiento económico y combate a la corrupción, entre otros…

¿Cuál será su estrategia para que estos avances no sufran retrocesos, queden paralizados o sólo funcionen a la par de su sexenio?

Desde antes del comienzo de la administración, yo me preparé, me mentalicé para tener muy en claro para qué llegas y porqué llegas a esta posición de privilegio para servir a tu estado. Eso permite establecer un proyecto de trabajo concreto que dura, no sólo los seis años que son los que corresponden al periodo de un gobernador; muchas veces el proyecto se extiende hasta donde uno no alcanza a visualizar, porque los resultados, y más en estos temas, como todos sabemos, no son inmediatos, a veces tardan un tiempo en notarse las mejoras, pero si están debidamente diseñados, debidamente implementados, no tienen por qué paralizarse o quedar incompletos una vez que termine la administración, al contrario; estoy seguro que hemos puesto especial cuidado en lo que estamos haciendo, que seguramente vendrán otras administraciones y los beneficios seguirán siendo percibidos por las generaciones de nuevos hidalguenses. Esto es algo que a nosotros también nos pasó, porque el momento que vivimos, por ejemplo, es el resultado de las buenas decisiones que otros gobernadores tomaron en el pasado.

Un compromiso realizado al inicio de su gobierno, fue despedir a aquel funcionario que no diera resultados, ¿cuántos integrantes de su gabinete dejarán el cargo, y quiénes?

Desde el día en que rendí protesta como gobernador le puse metas a mi equipo de trabajo, metas a un año, metas en cada secretaría, metas como el abasto al 90% de medicamentos en clínicas y hospitales; atracción de inversión al estado para la generación de empleo; implementación de diversos programas como el de “Mi primer empleo, mi primer sueldo”, en apoyo a jóvenes que egresan de las universidades; apoyo a créditos con proyectos productivos, para generar autoempleo, y diversas acciones encaminadas en la transformación de Hidalgo.

A un año de gestión, estoy evaluando cada rubro, cada indicador; estoy midiendo el trabajo de los funcionarios. Incluso, estoy siendo muy cauteloso al revisar cada secretaría y el desempeño que ha tenido cada titular.
Los integrantes del gabinete estatal han dado su mayor esfuerzo para poder subir el nivel o registro de los indicadores.

Sigo en el proceso de evaluar y medir a mi gabinete estatal, y en los próximos días tomaré las decisiones que sean necesarias y definir quiénes lograron la meta este año y quien, lamentablemente, se tendrá que ir.

A su llegada, ¿cuáles fueron los principales problemas a los que se enfrentó su gobierno?

Llegué en un momento muy complejo de la economía nacional; en un momento complicado en la relación México–Estados Unidos; y bajo grandes desafíos en la administración, pues tenía 15 mil millones de pasivos entre deuda pública registrada. Pero llegamos. Luego empezamos a construir, teniendo claridad de los problemas, pero sobre todo sabiendo qué queríamos hacer en todos los aspectos, incluso, específicamente, en la relación con Estados Unidos. La visión es clara, ésta es una gran oportunidad de servir, de hacer cosas por tu gente; por tu estado y así me he conducido.

Por la dinámica de su gobierno todo indica que la proyección de Hidalgo será a nivel internacional, ¿Cómo lo hará y en qué plazo se verá concretada?

Nuestra meta es posicionar a Hidalgo como el nuevo polo de desarrollo de México y potencializarlo mundialmente en turismo. Recientemente lanzamos la marca “Hidalgo Mágico”, que permite mostrar las virtudes del estado, la magia con la que contamos, sus pueblos mágicos, sus haciendas y monumentos; museos y patrimonio de la humanidad con el que cuenta la entidad, con esto se nos permite promocionar al estado y las raíces hidalguenses con las que contamos, a más de 16 mil municipios en todo el mundo.

Con acciones como éstas, y como la reciente Cumbre Hemisférica de Alcaldes, que tuvo como sede la capital del estado, donde representantes de más de 24 países visitaron Hidalgo por cuatro días, donde uno de los trabajos fue mostrarles el potencial que tiene el estado para sus países.
Esta cumbre nos permitió trazar nuevas políticas públicas y seguir alineando las de la administración con la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas; trabajo que refleja a Hidalgo como una entidad comprometida con actividades mundiales.

Estas políticas públicas son las que nos permitirán posicionar a Hidalgo como una entidad que busca la innovación y el uso de tecnología para su desarrollo, mismo que consolida a Hidalgo como atractivo para inversiones y empresas.

Estamos creando líneas de promoción y acciones en materia de turismo, para que el estado siga promocionándose a nivel global. En lo que respecta al tiempo, se debe plantear todo para comenzar a ver resultados, aunque con las acciones implementadas a la fecha, se ve un avance del 1.5% del PIB.

Por su conocimiento de las distintas situaciones por las que atraviesan los hidalguenses, ¿Cuáles son las que más le duelen no al gobernador, sino a Omar Fayad?

Creo que todos tenemos un ideal, sobre todo en la forma en que queremos que sea el estado; como persona hay muchas cosas que me duelen, que me molestan, que me indignan. Antes de ser el gobernador, soy un ser humano, soy una persona que sueña, que como cualquier individuo quiere que su estado crezca.

Quiero que las personas tengan las mismas oportunidades, que tengan acceso a la salud, a la educación, que tengan una vida digna, porque la gente se lo merece; porque la gente lo exige.

Es por eso que ahora que tengo la oportunidad de ser gobernador del estado, estoy luchando por ello. Estoy luchando para que los hidalguenses se sientan orgullosos de su estado, para que la entidad crezca, para que se desarrolle, para que Hidalgo sea un estado próspero.

La visión que tenía de gobierno, ¿ha cambiado a su arribo a éste?

Al llegar al gobierno, mi principal meta era el desarrollar el estado en todos los rubros, que garantizarían que los hidalguenses tuvieran más y mejores oportunidades para salir adelante.

Nos trazamos una meta en educación y salud, por decir algunos, en que los servicios que se otorgan deben ser de calidad y debe existir una mejoría considerable para todas las regiones del estado.

Una de las políticas principales de esta administración, es la de “cero tolerancia a la corrupción”, ya que al entrar esta administración, nos encontramos con casos específicos de funcionarios públicos que actuaron de manera ilegal, y cuyos casos ya están siendo atendidos por las instancias correspondientes.

En lo que respecta a la economía del estado, estamos buscando atraer inversiones nacionales sí, e internacionales, pero más allá de nuestro vecino país del norte, estamos apostando por países, como China, Japón, Alemania, Austria, Brasil, Francia, España, así como Arabia Saudita, Asia e India.
Ese ha sido el cambio que yo he percibido desde el comienzo de la administración.

Las situaciones adversas nos obligan a tomar decisiones más fuertes y, bajo una política económica más agresiva, hemos conseguido llegar a nuestras metas en algunos temas que más importan a los hidalguenses como salud, empleo, educación, etcétera.

El que esté colocado entre los 300 líderes más influyentes de México, ¿le genera algún compromiso, fundamentalmente con los hidalguenses?

Por supuesto, el compromiso con la gente de este estado es permanente, siempre ha sido desde el inicio de mi carrera en el servicio público. Ya como gobernador, mi compromiso ha sido claro desde un inicio: atraer inversiones que nos permitan generar empleos y oportunidades en apoyo a las familias hidalguenses. También me comprometí a que mi gobierno se midiera por resultados y metas concretas. En la Secretaría de Desarrollo Económico, específicamente, establecí una meta anual de 10 mil millones de pesos de nuevas inversiones para el estado de Hidalgo y 10 mil nuevos empleos, una meta ambiciosa, sí, pero no imposible. Por eso, desde el primer día de mi gobierno, dimos un cambio de “timón” para que Hidalgo fuera uno de los estados más atractivos para las nuevas inversiones; por ello me comprometí a ser la ventanilla única para todos los que desean invertir en la entidad. Trabajamos de lleno para establecer la mejora regulatoria, para acabar con la burocracia y la corrupción detrás de la apertura y operación de las empresas; realizamos una reingeniería para contar con un gobierno compacto, pero moderno, eficiente, financieramente viable, basado en resultados que, hoy por hoy, son visibles.

¿Qué tan importante es el papel que juega la familia en cada uno de los proyectos que emprende, tanto en lo personal como en lo social?

Mi familia, junto con el lugar donde uno nace, lo es todo para mí; es la raíz de donde nacen los sueños y de donde partimos todos para trabajar y salir adelante. Por eso es que mi familia y la de cada uno de los hidalguenses, son el pilar que mueve nuestro estado, porque es pensando precisamente en ellos, de donde se establecen las políticas públicas de esta administración, para garantizarles una mejor calidad de vida.

Por eso, uno de nuestros más grandes proyectos, es impulsar el desarrollo humano e incluyente de todas las personas, para que ellas y sus familias tengan mejores oportunidades de vida; es por eso que nos enfocamos en temas como la alimentación, combate a la pobreza, seguridad, asistencia e inclusión social; vivienda digna, prestación de servicios, bienestar infantil y perspectiva de género.

Es un trabajo duro, pero apasionante, donde tenemos claro qué hacer y cómo alcanzar mejores resultados.

En la historia de Hidalgo, ¿cómo desea que se inscriba el nombre de Omar Fayad?

Como alguien cercano a la gente; que cambió la vida de miles de familias. Como un gobernante que transformó a la entidad, pero sobre todo, como alguien que le cumplió a la gente.

Porque lo más importante es el desarrollo de mi querido estado, y día a día me estoy esforzando por construir políticas públicas que mejoren la calidad de vida de la sociedad hidalguense.

La ideología de esta administración va encaminada a que la gente acceda a los servicios básicos, a que tengan acceso a la educación, a la salud, a una vida justa y digna y, sobre todo, a ser tratada como me gustaría que me trataran a mí cuando deje de ser gobernador en 5 años y me convierta en un ciudadano más.

Es por ello que el lema de mi gobierno es que Hidalgo crezca, pero que crezca contigo, porque quiero que los hidalguenses se sientan orgullosos de su estado, de su gran potencial, de su crecimiento, de esa gran transformación.

¿Cuál es su opinión en temas como equidad de género, Tratado de Libre Comercio, democracia, populismo, Estado de Derecho y proceso electoral 2018?

Son diversos temas, importantes todos ellos, y que nos llevan al final de cuentas a un mismo camino: los resultados que hasta ahora se han entregado a los hidalguenses.

Garantizar que todas las mujeres sean tratadas en condiciones de equidad no por ser mujeres y lo merezcan, sino por la simple condición de ser personas, ha sido un instrumento preciso para avanzar en la cada vez más profunda transversalización de género dentro de la administración.

Queremos que las mujeres tengan las mismas oportunidades para salir adelante, sin que nada en su formación, trabajo o situación de violencia, se los impida.

Con relación al Tratado de Libre Comercio, me parece que he sido muy claro en que respeto mucho las opiniones que pueda tener el presidente Donald Trump, pero hemos sido muy claros en que no debemos dejar que se genere una psicosis colectiva.

Nosotros no nos vemos lejanos al pueblo norteamericano, por el contrario, compartimos una amplia historia de relaciones bilaterales de todo tipo: culturales, económicas, científicas y hasta afectivas: Será decisión de la postura que también mantenga el gobierno mexicano, que se ha mostrado claro, lo que definirá lo que pasará no sólo con el TLC, sino con otros temas que se han mantenido en los últimos meses en el interés de la gente.

La democracia y el populismo no pueden ni deben estar en el mismo orden de ideas. Se trata de dos aspectos tan diferentes que yo no comparto. En mi gobierno, como todos saben, la definición de democracia está ligada a los intereses supremos del pueblo hidalguense que nos puso en esta alta responsabilidad. Y gracias a esa enorme responsabilidad de cumplirles a todos ellos, es que el populismo está descartado como un medio para sólo aparentar que se hacen las cosas, por el contrario, desde el primer momento, comprometí que este sería un gobierno transparente, ágil, moderno, pero sobre todo de resultados, y me parece que los hechos hablan por sí solos.

Para mí, el Estado de Derecho es fundamental para ofrecer precisamente esos resultados a la gente, a un año del inicio de esta administración. He resaltado la importancia de abordar temas como el fortalecimiento del Nuevo Sistema Penal Acusatorio, donde se tiene una postura más enfocada al respeto de los derechos de las víctimas, pero sin pasar encima de quienes infringen la ley.

Finalmente, para el próximo proceso electoral de 2018, he sido muy enfático en que seremos respetuosos del cauce del proceso, y en su momento, las instancias correspondientes tomarán la determinación de actuar en correspondencia al importante momento que se aproxima.

En términos generales, ¿qué no le gusta a Omar Fayad, el gobernador y el ser humano?

Como gobernador, no me gusta la negligencia, no me gusta que la gente no haga su trabajo, que los servidores públicos no hagan las cosas bien, que como funcionarios no atienden bien a la gente, que la traten con prepotencia, que no atiendan a la sociedad como ella se merece, porque al final de cuentas por ella estamos aquí. Ella nos eligió y a ella nos debemos, entonces, lo menos que podemos hacer, es darle un trato igualitario, con respeto y atención.

Como ser humano, como persona, como su amigo Omar Fayad, no me gustan las injusticias, no me gusta que a la gente se le discrimine por su condición social, por sus creencias o por sus capacidades diferentes.

Todos somos seres humanos, todos somos iguales, aquí nadie es más y todos merecen las mismas oportunidades y los mismos derechos.

Para estar enterado de las noticias de Hidalgo: SEMANARIO EL ROLLO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here