• Banners NATGEO ALAMOS 720X90

Telescopio Hubble de NASA

El telescopio espacial Hubble capturó un espectáculo de fuegos artificiales en el universo que inició hace 170 años cuando una estrella supermasiva condenada a morir registró un estallido celestial titánico.

El telescopio de la agencia espacial estadounidense mostró gases calientes y en expansión de la estrella en un sistema de doble estrella, a 7.500 años luz de distancia, resplandeciendo con colores rojo, blanco y azul, y adoptando la forma de lóbulos bipolares de polvo, gas y filamentos, señaló un boletín de prensa publicado hoy por la NASA.

La estrella Eta Carinae pudo haber tenido un peso inicial de más de 150 soles, y después de su erupción se volvió tan brillante que por un tiempo se convirtió en una estrella de navegación para los marineros de los mares del sur, y actualmente todavía es visible a simple vista.

Los astrónomos utilizaron la cámara 3 de campo amplio del Hubble para obtener la imagen del brillo de luz ultravioleta de magnesio integrada en el gas caliente y descubrieron un gas nunca antes visto.

"La mayoría de la emisión se ubica en donde esperábamos encontrar una cavidad vacía. Este material extra es rápido y 'eleva la apuesta' en términos de la energía total para una ya poderosa explosión estelar", indicó Nathan Smith de la Universidad de Arizona.

El gas recién revelado es importante para entender la forma en la que inicia una erupción porque representa salida rápida y enérgica de material que podría haber sido expulsado de la estrella poco antes de la expulsión de los lóbulos bipolares, según la NASA.

Esta técnica de búsqueda de luz ultravioleta en gas caliente podría utilizarse para estudiar otras estrellas y nebulosas gaseosas, señalaron los investigadores. 

  • Banners NATGEO ALAMOS 720X90