• Banners NATGEO ALAMOS 720X90

Buena alimentación, elemental en la prevención de enfermedades

En México más del 70 por ciento de las personas adultas tiene sobrepeso u obesidad, principales factores de riesgo de enfermedades crónico degenerativas

Muchas de las enfermedades que padece la población y que se encuentran entre los primeros sitios de mortalidad como los padecimientos cardiovasculares, cáncer, diabetes y obesidad, se pueden prevenir si la persona mantiene un buen estado nutricional; en esta tarea, las y los nutriólogos juegan un papel elemental dentro del equipo de los profesionales de la salud, afirmó la jefa del Servicio de Nutrición Clínica del Hospital General de México (HGM) “Dr. Eduardo Liceaga, Vanessa Fuchs Tarlovsky.

Entrevistada en el marco del Día de las y los Nutriólogos, que se conmemora cada 27 de enero, resaltó la importancia de trabajar para educar a la población sobre cómo llevar una alimentación sana. Por eso, agregó, es indispensable que en el nuevo modelo de Atención Primaria a la Salud, se incorpore a estos profesionales en cada una de las unidades médicas de primer nivel de atención.

Actualmente, más de 70 por ciento de las personas adultas en México tiene sobrepeso u obesidad, principales factores de riesgo de enfermedades, que ocupan un porcentaje importante del presupuesto que se destina a salud.

Comentó que en el proceso de la transmisión de conocimientos a la población sobre los alimentos y las cantidades más convenientes, se debe contar con el apoyo de los centros escolares, ya que ahí es donde se está preparando a las futuras generaciones.

“El rol de las y los nutriólogos en este aspecto es mucho de educación y tratamiento de prevención secundaria, es decir, cuando se atiende a personas que ya han sido diagnosticadas con alguna enfermedad crónica, se les debe ofrecer información sobre los cambios de hábitos alimenticios que deben realizar para controlar su padecimiento y evitar que avance la enfermedad”, mencionó.

Esto, agregó, permitirá que el tratamiento farmacológico que se prescriba tenga mejores resultados. Por ejemplo, en una persona con cáncer, el plan alimentario específico contribuye a que los medicamentos neoplásicos funcionen de mejor manera; en un paciente con diabetes, el auto-cuidado de su alimentación es fundamental para mantener adecuados niveles de azúcar en sangre.

Todo esto, destacó, trae beneficios para el tratamiento de las y los pacientes, es así como el médico debe apoyarse con el área de nutrición para lograr mejores resultados en las terapéuticas implementadas.

Fuchs Tarlovsky explicó que el Servicio de Nutrición del HGM tiene dos campos de acción: consulta externa y apoyo al paciente hospitalizado. En este último caso, se enfocan en atender las necesidades nutricionales que requieren las personas antes de iniciar algún proceso terapéutico como puede ser algún tipo de cirugía.

“Nuestro trabajo es valorar cómo ingresan estos pacientes para ver su riesgo nutricional, y esto es muy importante porque como bien se sabe la desnutrición hospitalaria tiene altos costos, que se traduce en mayor estancia o en riesgo de adquirir una infección intrahospitalaria como consecuencia de la debilidad del sistema inmunológico”, detalló.

Informó que el Servicio de Nutrición lleva a cabo diversas líneas de investigación en obesidad, cáncer de mama, desnutrición hospitalaria, cicatrización hemato-oncología y problemas renales. Varios de los resultados han sido publicados en revistas internacionales

Finalmente, subrayó que la conmemoración de este día es relevante para que se conozca el trabajo y la importancia que llevan a cabo las y los profesionales de la nutrición en el rubro de la prevención y atención secundaria de las personas con alguna enfermedad crónica.

En México más del 70 por ciento de las personas adultas tiene sobrepeso u obesidad, principales factores de riesgo de enfermedades crónico degenerativas

Muchas de las enfermedades que padece la población y que se encuentran entre los primeros sitios de mortalidad como los padecimientos cardiovasculares, cáncer, diabetes y obesidad, se pueden prevenir si la persona mantiene un buen estado nutricional; en esta tarea, las y los nutriólogos juegan un papel elemental dentro del equipo de los profesionales de la salud, afirmó la jefa del Servicio de Nutrición Clínica del Hospital General de México (HGM) “Dr. Eduardo Liceaga, Vanessa Fuchs Tarlovsky.

Entrevistada en el marco del Día de las y los Nutriólogos, que se conmemora cada 27 de enero, resaltó la importancia de trabajar para educar a la población sobre cómo llevar una alimentación sana. Por eso, agregó, es indispensable que en el nuevo modelo de Atención Primaria a la Salud, se incorpore a estos profesionales en cada una de las unidades médicas de primer nivel de atención.

Actualmente, más de 70 por ciento de las personas adultas en México tiene sobrepeso u obesidad, principales factores de riesgo de enfermedades, que ocupan un porcentaje importante del presupuesto que se destina a salud.

Comentó que en el proceso de la transmisión de conocimientos a la población sobre los alimentos y las cantidades más convenientes, se debe contar con el apoyo de los centros escolares, ya que ahí es donde se está preparando a las futuras generaciones.

“El rol de las y los nutriólogos en este aspecto es mucho de educación y tratamiento de prevención secundaria, es decir, cuando se atiende a personas que ya han sido diagnosticadas con alguna enfermedad crónica, se les debe ofrecer información sobre los cambios de hábitos alimenticios que deben realizar para controlar su padecimiento y evitar que avance la enfermedad”, mencionó.

Esto, agregó, permitirá que el tratamiento farmacológico que se prescriba tenga mejores resultados. Por ejemplo, en una persona con cáncer, el plan alimentario específico contribuye a que los medicamentos neoplásicos funcionen de mejor manera; en un paciente con diabetes, el auto-cuidado de su alimentación es fundamental para mantener adecuados niveles de azúcar en sangre.

Todo esto, destacó, trae beneficios para el tratamiento de las y los pacientes, es así como el médico debe apoyarse con el área de nutrición para lograr mejores resultados en las terapéuticas implementadas.

Fuchs Tarlovsky explicó que el Servicio de Nutrición del HGM tiene dos campos de acción: consulta externa y apoyo al paciente hospitalizado. En este último caso, se enfocan en atender las necesidades nutricionales que requieren las personas antes de iniciar algún proceso terapéutico como puede ser algún tipo de cirugía.

“Nuestro trabajo es valorar cómo ingresan estos pacientes para ver su riesgo nutricional, y esto es muy importante porque como bien se sabe la desnutrición hospitalaria tiene altos costos, que se traduce en mayor estancia o en riesgo de adquirir una infección intrahospitalaria como consecuencia de la debilidad del sistema inmunológico”, detalló.

Informó que el Servicio de Nutrición lleva a cabo diversas líneas de investigación en obesidad, cáncer de mama, desnutrición hospitalaria, cicatrización hemato-oncología y problemas renales. Varios de los resultados han sido publicados en revistas internacionales

Finalmente, subrayó que la conmemoración de este día es relevante para que se conozca el trabajo y la importancia que llevan a cabo las y los profesionales de la nutrición en el rubro de la prevención y atención secundaria de las personas con alguna enfermedad crónica.

  • Banners NATGEO ALAMOS 720X90